Allocution du Ministre
11/02/2015
138
No hay comentarios
participación tema

Discurso de Su Excelencia el Ministro Alabado sea Alláh, Señor del universo, y la paz y las bendiciones de Alláh sean con el más noble de los profetas y mensajeros, Mohammad. Partiendo de la sabia política seguida por el gobierno del Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas, el Rey Abdullah bin Abdulaziz Al Saúd _ que Alláh le proteja _ en el liderazgo de este bendito estado y el patrocinio de todas sus instituciones, entre otras, el Ministerio de Asuntos Islámicos, Dotaciones, Citaciones y Orientación, que se encarga de las citaciones, dotaciones, mezquitas y de la definición del Islam, y partiendo de su visión _ que Alláh le proteja _ al diálogo entre las diferentes religiones para lograr la paz y la convivencia pacífica entre los pueblos del mundo, independientemente de sus colores y creencias, yde la bienvenida que da a toda invitación al conocimiento e intercambio de conocimientos para aclarar la verdad del Islam a los seguidores de otras religiones, por un lado,así como la importancia de la cooperación entre las religiones para evitar el extremismo religioso y el choque de civilizaciones, por otro. En este sentido, el ministeriovio la necesidad de crear un programa cultural, islámico, especializado, dirigido a aquellos interesados ​​en estudios religiosos para promover la comunicación entre civilizaciones y tender puentes de entendimiento, y para responder a la distorsión deliberada de la religión islámica. El Islam llamó a sus seguidores a conocerse, dice Alláh en el Sagrado Corán: “¡Hombres! Os hemos creado de un varón y de una hembra y hemos hecho de vosotros pueblos y tribus, para que os conozcáis unos a otros. Para Alá, el más noble de entre vosotros es el que más Le teme. Alláh es omnisciente, está bien informado.”(Al-Hujurat: 13). Además, y el origen de las relaciones entre un Estado islámicoylos demás países _ no enemigos _ es la paz. Alláh dice: “Si se inclinan hacia la paz, ¡inclínate tú también hacia ella! ¡Y confía en Alláh! Él es Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe.” (Al-Anfal: 61). El diálogo entre las religiones aclara la verdaddel Islam y corrige la distorsión deliberada con pruebas evidentes. Alláh dice: “¿Y qué mejor palabra que la de aquel que llama [a los demás] a Alláh, obra con rectitud, y dice:En verdad, soy de los que se han sometido a Alláh?”(Fussilat: 33). Ésto es el origen legítimo y correcto del diálogo, y quien deja este origensigue el camino equivocado; es un diálogosobrela convivencia pacífica de todo el mundo para preservar la dignidad humanaofrecida por la generosidad de Alláh. Dice Alláh en el Sagrado Corán: “Hemos honrado a los hijos de Adán. Los hemos llevado por tierra y por mar, les hemos proveído de cosas buenas y los hemos preferido marcadamente a muchas otras criaturas.”(Al-Isra: 70). Es también un diálogo para promover la justicia entre laspersonas independientemente de sus colores y creencias. En este sentido, las religiones se pusieron de acuerdo para promover la justicia y rechazar la opresión. De Abu Dhar al-Ghafari, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Alláh sean con él,relató de Allah, Altísimo sea, diciendo: “¡Siervos míos! Yo me he prohibido a Mí mismo lainjusticia y también la he prohibido entre vosotros. Así pues, no seáis injustos unos con otros.”(narrado por Muslim). Con la ausencia de la justicia se difunde la corrupción en las comunidades y el diálogo mutuo entre los seguidores de diferentes religiones es, sin duda, una respuesta colectiva a los opresores einjustos, Alláh dice:”¡Que constituyáis una comunidad que llame al bien, ordenando lo que está bien y prohibiendo lo que está mal! Quienes obren así serán los que prosperen.” (Al-Imran: 104). También el diálogo indica la tolerancia del Islam e invita a los demás seguidores de las otras religiones a la verdadera religión, dice Alláh:”Di:¡Oh seguidores de una revelación anterior! Convenid con nosotros un principio aceptable a ambas partes: que no adoraremos sino a Alláh y no atribuiremos divinidad a nada junto con Alláh y no tomaremos por señores a seres humanos en vez de Alláh. Y si se apartan, entonces decid: Sed testigos de que, ciertamente, nosotros nos sometemos a Él.” (Al-Imran: 64). Seguramente, el objetivo no es obligar a la gente a convertirse al Islam, dice Alláh al respecto: “No cabe coacción en religión. La buena dirección se distingue claramente del descarrío. Quien no cree en los taguts y cree en Alláh, ese tal se ase del asidero más firme, de un asidero irrompible. Alláh todo lo oye, todo lo sabe.” (Al-Baqara: 256). Se trata deldiálogo destinado por el Custodio de las Dos Sagradas Mezquitas el Rey Abdullah bin Abdulaziz Al Saúd en el mensaje llevado a todo el mundo cuando dijo: “Yo vengo de lo más querido para los corazones de los musulmanes, de la tierra de las Dos Sagradas Mezquitas, llevando conmigo un mensaje de la nación islámica representada ensus científicos y pensadores, que recientemente se reunieron en en La Meca;un mensaje que declara que el Islam es una religión de moderación y tolerancia, un mensaje que llama al diálogo constructivo entre los seguidores de las religiones, con la promesa a la humanidad de abrir una nueva página donde prevalezca la armonía, si Alláh quiere, en vez del conflicto.” Le pido a Alláh, Todopoderoso, que este programa sea beneficioso yun medio para definir el Islam correcto según lo declarado por el Profeta misionero de misericordiaMohammad ibn Abdallah, la paz y las bendiciones de Alláh sean con él,sin exageración ni negligencia, y que sea útil para el conocimiento que se espere de la civilización islámica, y que colabore también en las distintas ramas de la ciencia y del conocimiento al servicio del ser humano, sin distinción de raza o creencia. Que las bendiciones y la paz caigan sobre nuestro Profeta Mohammad y sobre su familia y compañeros hasta el Día del Juicio. Saleh bin Abdulaziz bin Mohammad bin Ibrahim Al-Sheikh. Ministro de Asuntos Islámicos, Dotaciones, Citaciones y Orientación.