El Islam edifica una comunidad grandiosa y preserva los intereses de los individuos y de la sociedad
10/05/2015
98
No hay comentarios
participación tema

Su eminencia el Gran Muftí del reino de Arabia Saudita, presidente del Consejo de los Grandes Ulemas y presidente del Comité Permanente de Investigación Científica y Fatwa, el Sheikh Abdulaziz bin Abdullah Al-Sheikh, explica que el Islam tiene mucho interés en crear una sociedad grandiosa que mantenga los intereses generales de la nación. Por esto, el Islam preserva la religión, las personas, los bienes, el honor y decreta lo necesario y lo que es considerado como protección entre las disposiciones legales. Al mismo tiempo, llama a apartarse de todo lo que va en contra; así prohíbe el politeísmo, la apostasía considerándola como una traición de los principios de la comunidad musulmana.
Su eminencia explica que el Islam ha prohibido matar a las personas porque ello significa poner fin a la vida del hombre: “Y no matéis a nadie que Allah haya hecho inviolable a menos que sea por derecho.” (Al-Israa: 33). El Islam prohíbe igualmente el robo y la usura, además de usurpar los bienes de los hombres con falsedadusando del fraude y del engaño porque esto significa agredir a la gente. Prohíbe también el adulterio y la sodomía porque ataca el honor de las personas y prohíbe tomar el vino ya que causa mareo y debilita la mente.
Su Eminencia habla también de algunas interdicciones establecidas por la sharia tal como prohibir blasfemar los dioses de los infieles, ya que lleva a que aquellos blasfemen a Allah: “Y no insultéis a los que ellos, fuera de Allah, invocan; no sea que ellos insulten a Allah por reacción hostil y sin conocimiento.” (Al-An’aam: 108) y viene también: “¡Vosotros que creéis! No digáis: “Raina”, decid mejor: “Espéranos” y prestad atención. Los que se niegan a creer, tendrán un doloroso castigo.” (Al-Baqara: 104). Y es que los judíos decían al Profeta, paz sea con él: “Raina”que significa insulto y calumnia, pero Allah prohíbe que se profiera este vocablo porque el musulmán sólo dice buenas palabras. Entonces dijeron al Profeta: “Como quiera Allah y como quieras tú.” Pero el Profeta protestó diciendo: “¿Me dais por igual a Allah? No, sólo lo que Él quiera.” Porque si no, ello significaría igualar al creado con el Creador, cosa inadmisible: “Pero no querréis a menos que Allah, el Señor de todos los mundos, quiera.” (At-Takwir: 29)
Su Eminencia Sheikh Abdul Aziz bin Abdullah Al-Sheikh advirtió contra lo que podría conducir a la adoración de las tumbas como por ejemplo edificar construcciones sobre ellas. Dijo el Profeta, paz sea con él: “Vuestros predecesores tomaban las tumbas de sus profetas y hombres justos como mezquitas, no lo hagáis, os lo prohíbo.” Dijo también: “No toméis mi tumba como dirección ni mezquita, Allah ha maldecido a los judíos cuando tomaron las tumbas de sus profetas como mezquitas.” Dijo por fin: “Allah maldijo a los judíos y a los cristianos por tomar las tumbas de sus profetas como mezquitas.”
Prohibe también establecer el azalá en los cementerios, excepto si se trata de la oración fúnebre. En efecto, hacer la oración en los cementerios significaría hacerla por el propietario de la tumba; por esto está prohibidaasí como rezar al amanecer y al atardecer.
Su Eminencia dijo: “Viene en el Hadiz que el Profeta, paz sea con él, prohibió al musulmán que pidiera la mano de una chica cuando lo hubiera adelantado otro musulmán ni hacer lo mismo en la compra y venta porque eso lleva al odio entre los musulmanes. Está prohibido también casarse al mismo tiempo con una mujer y su tía paterna o materna. Dice Allah Todopoderoso: “Se os prohíben vuestras madres, hijas, hermanas, tías paternas, tías maternas, las hijas de vuestro hermano, las hijas de vuestra hermana, vuestras madres de leche que os amamantaron, vuestras hermanas de leche, las madres de vuestras esposas y las hijastras que estén bajo vuestra protección, que sean hijas de mujeres que hayáis tenido y con las que hayáis llegado a cohabitar, porque si son de mujeres que habéis tenido con las que no habéis cohabitado, entonces no hay inconveniente.Y las esposas de vuestros hijos de sangre, así como que estéis casados con dos hermanas a un tiempo, a excepción de lo que ya esté hecho.Es cierto que Allah es Perdonador y Compasivo.” (An-Nisaa: 23)
El Gran Muftí del Reino hizo hincapié en que el musulmán debe establecer el azalá y enseñársela a sus hijos desde su baja edad por decir el Profeta, paz sea con él: “Ordenad a vuestros hijos hacer la oración cuando tengan siete años y pegadles si es preciso para que la hagan cuando tengan diez”.
Su Eminencia dijo que el Islam prohibía al juez dar juicio ante alguno de sus familiares por temor a que lo acusaran de parcialidad. Pidió a que se temiera a Allah y que se apartara del pecado y todos los pretextos que conducen a ello.
Por fin, su Eminencia advirtió contra cometer los pecados y dijo: “Querido musulmán, lo lícito y lo prohibido son evidentes, pero entre ambos hay asuntos dudosos. Ojo a no caer en el ‘shirk’ que conduce a lo prohibido y al pecado.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *