La fiesta del Eid en el Islam
10/05/2015
98
No hay comentarios
participación tema

El Eid es una manifestación de la religión y uno de sus grandes rituales, incluye grandiosas sabidurías, altas acepciones y profundos secretos que no se encuentran en las fiestas de otras naciones.
Desde el punto de vista religioso, el Eid significa dar las gracias a Allah por el cumplimiento de una adoración. Es algo que no se consuma únicamente con las palabras sino que inunda el corazón del creyente de satisfacción y tranquilidad y le llena el rostro de alegría y júbilo, difunde entre los creyentes amor y fluidez y elimina la brecha que hay entre los pobres y los ricos.
El día del Eid en su amplio sentido humano es cuando la potencia de los ricos y la debilidad de los pobres se unen gracias al amor, a la misericordia y a la justicia, inspirados de la sharia y culminados por la zakat y la caridad.
Desde el punto de vista social, la fiesta del Eid es el día de los niños inundados de alegría y diversión, el día de los pobres envueltos de facilidad y capacidad, es el día de los parientes unidos por la virtud y la unión, es el día de los musulmanes unidos por la tolerancia y las visitas, es el día de los amigos cuando los lazos de amistad se renuevan y se refuerzan, es el día de las grandes almas que se olvidan de los rencores y se vuelven a encontrar.
El Eid en el Islam es sosiego y grandeza a Allah, el Único, el Dominante.
¡0h musulmanes, nadie se parece a vosotros en este gran día!
Los musulmanes han ayunado el mes de Ramadán, han finalizado el ayuno y han establecido el azalá. Algunos han ido a la Omrah, otros han leído el Corán, han dado de comer a los que ayunan, han dado la caridad a los pobres y a los necesitados, han participado en proyectos de beneficencia, han apoyado los programas de Da’ua… Todo ello buscando la recompensa de Allah y temiendo Su castigo. Con que, merecen que se cumpla su alegría, que se pongan vestidos nuevos y que se regocijen con la fiesta del Eid. Dice Allah: “Di: Que con el favor de Allah y con Su misericordia se regocijen, ello es mejor que cuanto reúnen.” (Yunus: 58)
Los creyentes se han afectado buscando la satisfacción de Allah. Están en perfecto bienestar por los días que han ayunado, por las noches en las que han establecido el azalá, por los versículos del Corán que han recitado, por el dinero que han gastado, por las invocaciones que han reiterado y por las obediencias que han efectuado.
Por el Señor de las tierras y los cielos estos esfuerzos no se irán en vano, Allah no deja nunca que se pierda la recompensa de los creyentes, sino que da retribuciones por ellos expiando los pecados, elevándoles en un grado y aumentando las retribuciones que les corresponda.
Los resultados de dichos esfuerzos se anuncian en la fiesta del Eid, se distribuyen los premios, los que ayunan se regocijan por la aceptación de su ayuno y por su salvación del Fuego. Narraron Al-Bukhari y Muslim que Abu Huraira transmitió del Profeta, paz sea con él, el Hadiz siguiente: “El ayunante tiene dos alegrías: cuando rompe el ayuno se alegra de su ruptura y cuando encuentra a su Señor se alegra por su ayuno.”

Ibn Rajab dijo: “Alegrarse el ayunante cuando encuentra a su Señor quiere decir cuando encuentra las recompensas de lo que ha ahorrado durante su ayuno.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *