La construcción de la Kaaba
09/18/2016
85
No hay comentarios
participación tema

Adán construyo un tabernáculo para adorar a Allah y luego el lugar fue rodeado de compasión, pero después de tanto tiempo de la muerte de Adán, el tabernáculo fue desaparecido con el tiempo. Luego, el Profeta Ibrahim (Abraham) recibió el orden de reconstruirlo una segunda vez para permanecer hasta el Día del Juicio si Allah quiere. La Kaaba ha sido frecuentemente destruida y reconstruida, y está mantenida desde los tiempos de Ibrahim hasta hoy.

La Kaaba fue edificada con mucho esfuerzo por Ibrahim y su hijo Ismael, tuvieron que excavar la fundación, cortar las piedras de las montañas lejanas y cercanas y trasladarlas para establecerlas. La construcción requería el esfuerzo de toda una generación de hombres, pero la construyeron juntos. No se sabe cuánto tiempo se tardó en construir la Kaaba como no se sabe el tiempo de la construcción del Arca de Noé; lo más importante es que el Arca de Noé y la Kaaba fueron juntos un refugio seguro para las personas, y la Kaaba es el Arca de Noé fijada eternamente en la tierra y está en espera de aquellos que deseen escapar del horror de la inundación.    

Allah no nos ha dicho nada acerca del momento de la construcción de la Kaaba, pero nos habló de lo más peligroso y eficaz, nos habló de la imparcialidad del quien la construyo y de sus súplicas: Allah dice: « Y cuando Ibrahim e Ismael levantaban los cimientos de la Casa: «¡Señor, acéptanoslo! ¡Tú eres Quien todo lo oye, Quien todo lo sabe! ¡Y haz, Señor, que nos sometamos a Ti, haz de nuestra descendencia una comunidad sumisa a Ti, muéstranos nuestros ritos y vuélvete a nosotros! ¡Tú eres, ciertamente, el Indulgente, el Misericordioso! ¡Señor! Suscita entre ellos a un Enviado de su estirpe que les recite Tus aleyas y les enseñe la Escritura y la Sabiduría les purifique! Tú eres, ciertamente, el Poderoso, el Sabio». (Al Baqara: 127-129)

Los más grandes musulmanes sobre la tierra pidieron a Allah aquel día cuando levantaron los pilares de la Kaaba para aceptar su trabajo y hacer de ellos gente sometida a Él y de su d escendencia una nación sometida a Él. La súplica de Ibrahim e Ismael revela las inquietudes del corazón creyente, estaba construyendo la Casa de Allah y sin embargo estaba ocupado por el asunto de la doctrina, esto significa que la Kaaba era un símbolo de la doctrina. Luego pidieron a Allah que les mostrase los ritos de adoración y que les perdonara, Es Quien acepta el arrepentimiento, el Misericordiosísimo con los creyentes. Entonces pidió a Allah que les designe , de entre ellos, un Mensajero que les recite Sus versículos y les enseñe la Escritura [Sagrada], la Sabiduría y les purifique. Esto se logró mientras envió a Muhammad Ibn Abdallah, la paz sea con él, se logró después de tiempos y épocas y se acabó la construcción de la Kaaba.  Ibrahim  quiso una piedra especial como señal que marca el inicio y final de cada una de las siete vueltas rituales que cada peregrino debe dar a La Kaaba,  ordenó a su hijo Ismael que viniera con una piedra especial diferente del color de las piedras de la Kaaba. Cuando regresó, Ibrahim ya había puesto la Piedra Negra en su lugar; Ismael le preguntó: ¿Quién te trajo la piedra padre? Ibrahim respondió: fue Jibril (el Ángel Gabriel) , paz sea con él.

Terminó la construcción de la Kaaba y comenzó el Tawaf de los musulmanes alrededor de ella, mientras Ibrahim suplicó a Allah infundir en los corazones de la gente amor por su descendencia, y proveerlos de todo alimento para que sean agradecidos.

A partir de esta suplica nació una profunda pasión en los corazones de los musulmanes deseando visitar la Casa Sagrada. Desde entonces, todos los que visitan Al Masjid al Haram (Gran Mezquita) sienten el deseo profundo para regresar otra vez; y cuando llegan los tiempos de peregrinación cada año causan una misteriosa nostalgia en los corazones de los fieles para ver la Kaaba y beber el agua de Zamzam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *