La generosidad en el Islam
07/10/2016
106
No hay comentarios
participación tema

El imán y predicador de la Gran Mezquita, el Dr. Sheikh Saleh bin Abdullah bin Humaid dice que la religión islámica incluye leyes coherentes que tienen como objetivo lograr la solidaridad entre los miembros de la nación, enseñar a hacer el bien además de prometer a las personas que lo hacen grandes recompensas. Subraya que Ramadán es el mes sagrado de la generosidad, la amabilidad y la simpatía. Dice: «Nunca vamos a dejar de hablar de la generosidad en el mes de Ramadán. El Profeta, paz sea con él, era el símbolo mismo de esta virtud benévola especialmente en este mes sagrado. La generosidad no es sólo dar dinero, sino que es un concepto más amplio y global.”
La generosidad, la caridad y la largueza son palabras que se explican entre sí, son palabras que se refieren al bien y al honor. Allah es Generoso y ama la caridad y las buenas maneras. Si podemos reconocer las bendiciones de Allah, recibiremos favores de todos los lados, en el caso contrario las bendiciones desaparecen.
«El más noble entre las personas con Allah es el más piadoso. El más piadoso entre los hombres era el profeta Yusuf, paz sea con él, porque lo eran también su padre y abuelo. Reunió el honor, la profecía, la ciencia, la castidad, la generosidad, la moralidad, la justicia, la presidencia de la religión y de los asuntos de la vida.
«La generosidad queridos fieles, es un concepto muy amplio. Se puede ser generoso con el Señor con la buena fe, la buena Adoración y con la sinceridad absoluta. También podemos ser generosos con el Profeta, paz sea con él, imitando sus actos, amándolo y respetándolo. También podemos ser generosos con nosotros mismos alejándonos de las malas acciones; o con nuestros familiares, parientes y con todos si los tratamos adecuadamente. De hecho, si nos cansamos prestando servicios a los demás, seremos extremadamente generosos.
«La mayor generosidad es defender a los oprimidos, ayudar a los pobres, acompañar a la gente común a arreglar sus asuntos ante los grandes líderes, pagar la deuda de un pobre… También uno puede ser generoso si es risueño, paciente, tolerante, si se aleja de los celos, del resentimiento… Es también amar a los demás lo que se ama a sí mismo, regocijarse de la alegría de sus hermanos y lamentarse por sus dolores y aflicciones, darles consejo, etc., todo ello sin orgullo.
Jaafar bin Mohammed As-Sadiq, que Allah esté complacido con él y con sus padres, dijo: «Allah tiene sucesores que Él creó para para que ayudaran a Sus siervos. Para ellos la generosidad es gloria y los favores un botín; Allah ama las buenas acciones». Su Eminencia subraya que la bondad, la generosidad y el don son signos del buena Islam, la perfección de la fe, y la prueba de pensar bien de Allah. Alí, que Allah esté complacido con él, dijo: «Si posees los dones de la vida, ¡gasta! Por lo tanto las bendiciones perdurarán. Si eres codicioso, perteneces al dinero, si gastas, el dinero te pertenece. El generoso es amado por sus enemigos, y el avaro es odiado por sus propios hijos.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *