Conferencia de las religiones en Astana contra el terrorismo
06/12/2016
130
No hay comentarios
participación tema

El Dr. Abdullah bin Fahd Al-Luhaidan, Asesor del Ministro de Asuntos Islámicos y supervisor del Programa de Intercambio de Conocimientos participó en la conferencia interreligiosa sobre el terrorismo celebrada en Astana. A esta conferencia asistieron hombres de las religiones del mundo así como representantes de los parlamentos. La conferencia fue abierta por el discurso de Su Excelencia el Presidente Nursultan Nazarbayev, seguido por el de su excelencia el presidente del parlamento de Kazajstán y presidente del Centro de diálogo interreligioso Sr. Kasymzhomart Tokayev y, finalmente, los discursos de las delegaciones participantes.
Arabia Saudita fue representada por los miembros del Consejo de la Shura, los de la Liga Musulmana Mundial y el director del Centro Rey Abdullah para el Diálogo Interreligioso en Viena, el Profesor Fahd Abu An-Nasr.
El Dr. Al-Luhaidan pronunció un discurso en el que se refirió a los esfuerzos realizados por el Reino de Arabia Saudita bajo el rey Salman -que Allah lo guarde- en la lucha contra el terrorismo, en la llamada a la convivencia pacífica y a la no violencia. Al-Luhaidan explicó que la guerra contra el terrorismo era ante todo una guerra de ideas y creencias, además de inducir a error a los espíritus. Por lo tanto, las soluciones basadas únicamente en el enfoque de seguridad como las sanciones duras y la confrontación no eran suficientes para lograr un gran éxito y frustrar los planes y programas de los terroristas a medio y largo plazo. Por lo tanto, deberíamos fortalecerlas por medio de enfoques nuevos e innovadores; el más importante sería luchar contra las desviaciones ideológicas y doctrinales que constituyen la motivación del terrorismo cometido en nombre de la religión. También se debería hacer frente con pruebas tanto en el plano religioso como intelectual para desmantelar las creencias falsas, difundir el enfoque de la moderación y mostrar que la misericordia es la base del enfoque de Allah y que Él no acepta que personas ataquen y maltraten a la gente y pretender luego que lo hacen para Él.
Dijo: «La estrategia del reino se basa en la orientación y el asesoramiento, la persuasión educativa, religiosa, intelectual, psicológico pero también en el diálogo, los comentarios, el análisis y la discusión ya que la ideología terrorista es grave para el individuo, la familia y la sociedad.» Explicó también la importancia del papel desempeñado por el Ministerio de Asuntos Islámicos, bajo la dirección de Su Excelencia el Sheikh Saleh Al-Sheikh: «El Ministerio de Asuntos Islámicos, Waqfs, Llamada y Orientación ha organizado mesas redondas, clases de religión y de memorización del Corán para desmantelar los conceptos erróneos que forman la base de la ideología terrorista.»
Los predicadores y los imanes han hecho muchos esfuerzos en este sentido y han logrado impresionantes resultados como el desmantelamiento de grupos terroristas, el acceso a la información, el arrepentimiento de muchos acusados y su retorno seguro en su comunidad.
Por otro lado, se presta especial atención a los momentos de ocio de los jóvenes con el fin de racionalizarlos y evitar que sean explotados por los extremistas. Además, campañas de los medios de comunicación están en marcha para aumentar la conciencia de los ciudadanos en cuanto a la gravedad de los actos de terrorismo e instarlos a cooperar con las fuerzas de seguridad para erradicar el terrorismo a través de todos los medios y realizar y repetir campañas mediáticas porque de esta manera tienen un mayor impacto en la atención de las personas. Esto va a hacer que piensen en el interés público y garanticen la seguridad de los ciudadanos y del país. También se han implementado programas y otros han sido modificados por el Ministerio de Asuntos Islámicos, por el Ministerio de Educación, por los programas de sensibilización de los medios de comunicación y los de la lucha contra el terrorismo.
En cuanto al papel de los Grandes Ulemas de Arabia Saudí, Al-Luhaidan dijo: «Muchos esfuerzos se han hecho en todos los niveles: los esfuerzos del Consejo de los Grandes Ulemas –dirigidos por el Gran Muftí del Reino. Este consejo ha publicado datos que consideran todos los actos terroristas como ‘Haram’ (prohibidos por la religión), seguidos por los funcionarios y las organizaciones religiosas que condenan todos los actos terroristas y los consideran un pecado grave que no tienen nada que ver con las disposiciones de la sharia islámica, son más bien hostiles al Islam, y la religión islámica los rechaza y combate.»
Muchas otras organizaciones se han unido a estos esfuerzos como los ulemas de la sharia y sus discípulos y la Comisión para la Promoción de la Virtud y Prevención del Vicio con el fin de hacer frente con legitimidad e espiritualidad a las desviaciones ideológicas que son los pretextos de dichos grupos.
Paralelamente, se han alentado las autoridades competentes en la impresión de libros, folletos, prospectos y Cds que refutan las ideas falsas y se han distribuido principalmente a los miembros de la sociedad además de las personas detenidas por delitos contra la seguridad. Por otra parte se ha establecido una coordinación con las autoridades pertinentes para supervisar cualquier publicación de libros, Cds audio y audiovisuales y todo aquello relacionado con el pensamiento desviado, impedir que sean editados y distribuidos y erradicar la fuente del pensamiento erróneo. A cambio, los estudios sobre la lucha contra el terrorismo y la búsqueda de seguridad son objeto de esfuerzos continuos y no se limitan sólo a las campañas.
En cuanto a los esfuerzos de la Arabia Saudí a nivel internacional, Al-Luhaidan dijo que el país había sido pionero en advertir a la comunidad internacional de la amenaza del terrorismo. Forma parte de la Alianza Internacional para la lucha contra el terrorismo y está a la cabeza de la Alianza Islámica para la lucha contra el terrorismo que se compone de 39 estados islámicos. Al-Luhaidan explicó que el Reino Saudí había confirmado su rechazo y condena del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, cualquiera que fuese su justificación, sus fuentes y sus objetivos. Mostró la voluntad de los países para contribuir a los esfuerzos regionales e internacionales para combatir el terrorismo, incluyendo el envío de fuerzas militares de Arabia Saudita en áreas víctimas de esta calamidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *