La moderación en el Islam
04/04/2016
187
No hay comentarios
participación tema

Allah dice: “De este modo hemos hecho de vosotros una comunidad de en medio para que dierais testimonio de los hombres y para que el Mensajero lo diera de vosotros.” (Albaqara: 143). Es esta comunidad entonces que será testigo de toda la Criatura, es ella la que establecerá la justicia y será testigo tanto a la gente como al Profeta, paz sea con él. Por otra parte, es el Profeta mismo quien le va a ser testigo y con la voluntad de Allah decidirá sus valores, juzgará sus acciones, sus compromisos y todo lo que emana de ella; es él quien dirá la última palabra respecto a ella.
Los antepasados de esta nación –que es testigo de las demás naciones- fueron los más sujetos a la moderación y asimilaban más que cualquier otra nación la sharia y los fundamentos de la doctrina. Era una moderación sin pedantería ni decadencia. Sus biografías, sus vidas y su ética islámica sublime lo atestiguan.
1. La doctrina y la fe: es una moderación sin mitos, no son informaciones sin aplicación sino más bien una creencia, palabras y acciones. Además, la doctrina es sencilla y todo el mundo puede comprenderla y asimilarla que se trate de un lector, un analfabeto, un urbano, un beduino, un rico o un pobre.
2. El culto: es asequible y moderado sin dificultad alguna para la persona y es influyente en la mente.
3. Las transacciones: están todas permitidas tales como la compra, la venta, el arrendamiento, los proyectos agrícolas, industriales o económicos, ya sea antiguas o modernas. Originalmente, todas son «halal» excepto lo que la sharia prohíbe en los cinco siguientes casos: una injusticia, un engaño, una ignorancia, una usura o el juego.
4. La ética: toda virtud es moderación; la generosidad está en medio de la extravagancia y la ambición, el coraje se interpone entre el ímpetu y la cobardía, la precaución y el sentido común se sitúan entre la dejadez y la desconfianza de los que no lo merecen.
5. La comida y la ropa: todo es halal aparte 15 alimentos prohibidos en la alimentación, 5 en las bebidas y 10 en la ropa; todo lo demás está permitido. ¿Cómo se puede pretender entonces que los ulemas musulmanes lo prohíben todo?
6. Cuidar de la mente, del cuerpo, de la religión y de la vida: Allah dice: «Así os aclara Allah los signos ¡Ojalá reflexionéis! Acerca de esta vida y de la Última.» (Al-Baqarah: 219-220) y «Busca en lo que Allah te ha dado la morada de la Última Vida sin olvidar tu parte en ésta, y haz el bien igual que Allah lo hace contigo y no busques corromper la tierra; es cierto que Allah no ama a los corruptores.» (Al-Qasas: 77). El Profeta, paz sea con él, dice: » pues tu cuerpo tiene derecho sobre ti, tu ojo tiene derecho sobre ti, tu esposa tiene derecho sobre ti y tu visitante tiene derecho sobre ti.»
Los resultados y beneficios de la moderación:
1. Vivir en la seguridad y la paz.
2. La unión y el entendimiento entre los musulmanes y el otro.
3. El orgullo, la fuerza y la dignidad.
4. La supervivencia y la sucesión, mientras que los extremistas desaparecen.
5. Dar una imagen clara del Islam y los musulmanes.
¿Cómo preservarlos?
1. Por la ciencia correcta, resultado de la ley islámica.
2. Adentrándose en el conocimiento útil, particularmente la ciencia de los fines del de derecho islámico y las normas de la sharia y lograr los intereses de los musulmanes apartándose de lo que perjudica la religión, además de estudiar el libro «Los 40 Hadices del Imam Nawawi.»
3. Por una mente sana.
4. Sacando provecho de la historia y de las experiencias de las personas. Abdullah bin Masood -que Allah esté complacido con él, dijo: «El feliz es el que ha recibido la predicación de los demás, y el desgraciado es el que la recibió de sí mismo.»
5. Siendo paciente: «Así pues, ten paciencia, como la tuvieron los mensajeros dotados de resolución. No pidas que se les apresure.» (Al-Ahqaf: 35) y también: «Ten pues paciencia porque en verdad la promesa de Allah es verídica, que no te inquieten los que no tienen certeza.» (Ar-Room: 60).
6. Respetando a los ulemas y seguir sus consejos.
7. No desobedecer a los líderes musulmanes ni a la comunidad musulmana a través del uso de armas o ideas contrarias a la Sunna.
Las razones de la desviación:
1. La ignorancia
2. Seguir los caprichos
3. Prevalecer la pasión a la mente
4. La mala urgencia
5. Abandonar a los ulemas, subestimarlos y acusarlos
6. Tomar la ignorancia por referencia valiéndose de ideas y métodos determinados
7. Apartarse de la fatua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *